10 maneras de preparar a tu hija para su primer período

Preparar a tu hija para su primer período, y aproximadamente 40 años más de la experiencia mensual, puede parecer una tarea abrumadora, pero no tiene por qué serlo. Ser abierto, honesto y positivo hace que este nuevo cambio corporal de la pubertad sea lo más fácil posible.

  • Cambiar la narración a algo positivo: En la historia de hablar sobre períodos, hay todo tipo de palabras como ‘horrible’ y ‘doloroso’. Pero incluso si eso es lo que uno siente sobre la menstruación, es importante cambiar la narración antes de discutir los detalles con tu hija, porque la menstruación también tiene que ver con cosas realmente sorprendentes y maravillosas como la fertilidad, la oportunidad de tener un bebé y más que nada, lo que significa ser una mujer. En su lugar, es importante considerar el hecho de que puede comunicar un tipo diferente de historia sobre lo que significa crecer, experimentando cambios corporales normales y saludables. Además, incluso si su historial de menstruación ha sido menos que ideal, eso no significa que el de su hija también lo será.
  • Desmitifiquemos los detalles físicos: Existe esta percepción real de que la vida está limitada por tener un período. ¡Hay que recordar que la menstruación no es una enfermedad! El mensaje más importante acerca de tener tu período es que se puede hacer casi todo lo que se puede hacer en un día que no tiene el período. Empoderar a las niñas de esta manera es realmente importante. También, las jóvenes pueden imaginar que hay sangre que fluye libremente saliendo a montones de sus cuerpos, así que es importante explicar que no se parece a ninguna forma de sangrado que hayan tenido antes. Por lo general, son solo unas tres cucharadas de sangre en total que se pierde durante el período. Cuando les muestra en una taza lo que son tres cucharadas, se dan cuenta de que no es mucho.
  • Explorar juntos las diferentes opciones que hay para este tiempo del mes: Esto podría incluir toallas higiénicas, tampones, ropa interior para el período y apps para revisar el ciclo menstrual. Explicar cómo hay varias opciones para proteger su ropa cuando tenga su período, incluso algunas que no haya probado uno mismo y preguntar cual le gustaría probar primero.
  • Ser muy explícito e informativo sobre las opciones que existen: Los materiales para el período pueden intimidar a las jóvenes. Las toallas sanitarias vienen con el temor de no funcionar o tener fugas, o simplemente puede parecer asqueroso. Los tampones son aterradores porque implican insertar algo en sus cuerpos. Entonces, el primer paso es enseñarles cómo usar una toalla sanitaria, cuándo cambiarla y la higiene básica de la menstruación. Luego, poco a poco puede probar los tampones. Si desea estar en la habitación o no mientras su hija aprende a usar un tampón, depende de usted y de ellas y es algo que se debería de hablar sin pena.
  • Empoderarlas para manejar la logística: Describir qué es un período toma tres minutos, pero describir la logística de un período: cómo manejarlo, cómo no sorprenderse, cómo usar tampones o toallas sanitarias, qué hacer si la primera vez es en la escuela. Que hacer si uno hace deportes, cómo construir una toalla sanitaria con papel higiénico para una emergencia. La lección más importante es estar preparado para los accidentes. Para ayudar a prepararse para cada situación, las personas pueden guardar una pequeña bolsa en su mochila con un par de ropa interior limpia, un par de toallas sanitarias adicionales y un par de pantalones como kit de emergencia.
  • Evite enfocarse en los síntomas negativos: No empecemos con una larga lista de cosas que algunas personas encuentran incómodas, aunque los calambres, la hinchazón, la sensibilidad en los senos y los cambios de humor son reales. Lo mejor que se puede hacer es abordar estos problemas a medida que surjan y así no asustarlas de antemano.
  • Normalizar que los hombres participen en la conversación: Hay tantas maneras en que los papás pueden participar. Incluso si nunca han tenido un período, han hecho casi todo lo demás en la lista de la pubertad: aumentar de estatura, aumentar de peso, tener espinillas, crecer cabello nuevo, experimentar que los vean de manera diferente o sentirse avergonzados por los cambios. Además, queremos que nuestras hijas puedan decirle al papá que olvidaron los tampones sin sentirse avergonzadas o reservadas. Esto también aplica para los hermanos e hijos hombres, es importante que todos conozcan un proceso extremadamente normal en la vida de las mujeres.
  • Enseñar a nuestros hijos a cuidarse los unos a los otros: Parte de esta educación es enseñar a nuestros hijos que están en el mismo equipo. Van a experimentar períodos y van a tener contratiempos, dolores, cambios hormonales y manchados. Es importante recalcar que entre hermanos y amigos nos apoyamos mutuamente para evitar que este tema sea vergonzoso y tedioso para los adolescentes.
  • Recordar que la mayoría de mujeres también tienen períodos: Suena obvio, pero vale la pena señalarlo. Todas, las doctoras, las cocineras, las bailarinas, las estrellas de pop, las maestras, las amigas y los familiares también pasan por este proceso. Apoyemos la hermandad y la sororidad.
  • Por último, es esencial recordar que pronto se va a tener que hablar de las relaciones sexuales y del embarazo: Aunque no sea en el mismo día, eventualmente van a tener que tener otra conversación abarcando más temas. Para eso está Acierto la prueba de embarazo y nuestro blog con mas tips.